domingo, 2 de noviembre de 2008

Nos mudamos

Aunque no está del todo terminado, Baba O´Wines cambia de dirección:

http://iglegorburu.wordpress.com/

Un saludo y seguimos dando guerra

Grupo Salvaje

No sé si habéis visto ese fantástico, cruel y extraño western que en 1969 dirigió Sam Peckinpah con William Holden y Ernest Borgine entre otros dando forma a ese Grupo Salvaje y si no es así os lo recomiendo.

Día de perros en Madrid, lluvias a mansalva, atascos por cualquier sitio, paraguas que se cruzan y abrigos en los cuerpos, prisas y carreras, copas, cajas, botellas…llegamos tarde a ese local que tan a gusto uno se encuentra en la céntrica calle Ferraz al lado de la estatua quijotesca de la Plaza España: Entrevinos.

Alemania 2007 estaba en Madrid.

Mesa preparada para este “grupo salvaje”, copas, dossieres explicativos muy bien curraditos por estos chicos de Vinialia que manejan el asunto como peces en el agua, picatostes, servilletas, agua…y Riesling. No sé cómo agradeceros el despliegue, explicaciones y demás, así como el poder comentar tan cómodamente los vinos en unas agradables tertulias…¡chapeau!

Christmann Riesling Pfalz 2007
Dr. Bürklin-Wolf Ruppertsberger Riesling 2007
Georg Breuer Rüdesheim Estate 2007
Wittmann Westhofener Rieslig ‘S’ Trocken 2007
Emrich Schönleber Mineral Trocken 2007
Hermann Dönnhoff Tonschiefer 2007
Emrich Schönleber Lenz 2007
Maximin Grünhaus Riesling 2007
Hermann Dönnhoff Riesling 2007


Y se les unieron otras frivolidades:

Maximin Grünhaus Herrenberg 1998
Dr. Bürking Wolf Wachenheimer Böhlig 2005 (magnum)
Warre´s LBV 1992
Quinta do Passadouro Vintage 1999


Ya ven, niveles más o menos asequibles en básicos para tomar un pulso de cómo se encuentra la que dicen fantástica añada 2007 actualmente. Apunté bastante impresiones personales en cada uno de los vinos y releyendo ahora las diferentes notas aparecen palabras como intensidad, elegancia, mineral, largo, profundo, persistencia, equilibrio, acidez comedida, amargor final fino, flores, gases, cítricos, pizarra, volumen, finura, y sobre todo una conclusión final: Riesling ¡cuánto se puede disfrutar tomando estos vinos a estos niveles!

Comentando un poco entre todos los diferentes vinos, al hacer la comparativa aprecié que estaban como un escalón por encima para mi gusto los vinos de Dönnhoff y Grünhaus, y me gustó también mucho el Wittmann. Quizá el más flojo, dentro del gran nivel, me resultó el Christmann pero es lo que tiene al compararlo todos juntos.

Respecto a las frivolidades…el Herrenberg acojona.

El nivel en la parte sólida ofrecido por Entrevinos fue realmente delicioso. Con los portugueses hubo un postre de chocolate y galleta que no sé ni como se llama (ni me importa), ni cómo se hace (tampoco me interesa), pero que sí me resultó exquisito. Un gran acierto.

Fin de la primera sesión, a descansar algunos, a moverse otros…pero todos reunidos a las 21.30 de la noche para una pequeña cena con algunos vinos.

El Grupo Salvaje había decidido escoger al restaurante Aldaba como segundo lugar de disfrute. Allí está Luis, un verdadero crack en esto de la sumillería y en cuadrar temas vitícolas con platos para ir saboreando. No nos pregunten cómo lo hizo pero lo cuadró francamente bien tras las variadas aportaciones vitícolas que corrieron por parte de los amigos que allí nos reuníamos:

Primera tanda:

Cava Colet (no recuerdo el nombre concreto de esta nueva presentación de la excelente casa)
Champagne Jacqueson 732
Champagne Gimmonet Fleuron Brut

Personalmente me pareció que el Gimmonet estaba algo por encima del resto. No me convenció mucho el Cava a pesar de que el toque inicial en nariz prometía cositas. Bien Jacqueson pero menos expresivo que Gimmonet.

Segunda tanda:

Viña Tondonia blanco 1981 (D.O.Ca. Rioja)
Vinya El Rocallís 2000 (magnum) (D.O. Penedés)
Château Rayas Blanc 1998 (Chateauneuf du Pape-Ródano)

Deliciosos los tres cada uno en su estilo. Pero quizá fue el Tondonia la sensación más positiva de este grupo ante la timidez del Rayas y la mayor simpleza del Rocallís. ¿Dije alguna vez que de López de Heredia me fascinan más los blancos que los tintos? Bien, por si acaso…

Tercera tanda:

Huet Le Mont Demi-Sec 1969 (Vouvray-Valle del Loira)
Maximin Grünhaus Altsberg Auslese 1994 (Mosel-Saar-Ruwer)


Para dar capotazos…

Cuarta tanda:

Barón de Brane 2005 (Margaux-Burdeos)
Finca Dofí 1997 (D.O.Q.Priorat)
Prior Térrea 1998 (D.O.Q.Priorat)


Para mi fue la peor tanda de la noche por sus sensaciones alcohólicas y potencia desmedida sin presentar elegancia.

Quinta tanda

Monte Real Gran Reserva 1970 (D.O.Ca. Rioja)
Joseph Drouhin Clos Vougeot Grand Cru 1995 (Côte de Nuits-Borgoña)
Bartolo Mascarello Barolo 2000 (Barolo-Piamonte)


Soberbio Rioja, muy interesante el Vougeot y con una maravillosa rusticidad que se iba encontrando mejor al final de la noche, y muy joven el Barolo.

Sexta tanda:

Valdespino Palo Cortado Cardenal VORS.


De impresión...



Hubo croquetas, tartare de pescado, de carne, kokotxas, hongos, un foie delicioso, pichón, tartas, helados, risas, puros, tejas, cafés, infusiones, cachondeo, conversaciones de vinos, de más cosas…Pero como siempre ocurre en estos casos, lo mejor es poderse reunir con unos amigos que vinieron desde diferentes lugares para pasar una jornada todos reunidos.


...hasta ya había dejado de llover. Pongamos que hablo de Madrid…
Pues eso, Grupo Salvaje, rodado el año del Huet:

Un saludo
...................................
The Show Must Go ON (Queen)

martes, 28 de octubre de 2008

Una mañana entre Viña Reales e Imperiales

A las 12.00 del mediodía estábamos citados unos cuantos amigos en la puerta de la antigua bodega de CVNE en Haro para hacer la cata de añadas antiguas que cada año realiza el Diario de La Rioja en una bodega centenaria de dicha Comunidad Autónoma. Como podréis suponer, uno iba con ganas ante semejante oportunidad de probar unos vinos que forman parte de la historia más viva riojana y del patrimonio vitivinícola nacional y que, y tras la jornada pienso que puedo reafirmarme en esto, no creo que vuelvan a realizarse jamás. El viñedo ha cambiado, las técnicas de elaboración también y ello nos lleva a que los vinos son diferentes. Que sean mejores o peores ya depende de la subjetividad de cada uno pero diferentes sí pienso que son. De hecho, personalmente en la cata que hemos hecho aprecio dos estilos bastantes diferenciados: pre años 80 y post años 80.



El día había salido desapacible, con cierta lluvia y bastante frío en el cuerpo; gente aún sin vendimiar en las zonas más frías riojanas y una historia por delante que íbamos a intentar ir desgranando entre pequeños sorbos de sus dos vinos más emblemáticos: Viña Real Gran Reserva e Imperial Gran Reserva.




Tras un breve paso por la sala de elaboración de los vinos Imperial y sus tinos de roble y la restaurada sala de barricas fuimos a un acogedor salón en donde un amplio despliegue de copas se abalanzaba sobre la mesa.

Íbamos a empezar por Viña Real, marca creada en los años 40 gracias al llamado “Camino Real” en donde estaban parte de sus viñedos de Elciego (Álava). Viña Real siempre se ha caracterizado por ser elaborado principalmente con uvas de Rioja Alavesa frente a los Imperiales que llevan más uva de la Rioja Alta. Al ser así, los Viñas Reales tienen un pequeño matiz más mediterráneo que los Imperiales, con menos acidez total, algo más de robustez como apuntan desde la bodega, y bueno, desde mi punto de vista una mayor estructura que el Imperial, al que encuentro un vino más sutil, más delicado, con más acidez total. Bueno, cuenten también con la importante colaboración de uvas de la Rioja Baja. Indispensables en la estructura y “chicha” del vino.

Ya sabéis que en el 2004 se inauguró la nueva bodega en Laguardia, con ese aspecto circular característico y en pleno desmonte. Pero bueno, estos vinos que íbamos a probar se hicieron en esta bodega antigua de Haro.

Empezamos con el Viña Real Gran Reserva 1987. Fue una cosecha larga precedida de un clima bastante continental, con invierno muy duro y un clima bastante caluroso en el verano.


El vino aparece bastante limpio, con un color atejado leve. A copa parada presenta buena intensidad olfativa, con ligeros aromas reductivos. Entre ello se adivinan frutos secos, toques de café, aromas de fruta en licor. No es particularmente compleja ni intensa.

En boca la entrada es bastante suave, con ligera acidez y algo amargoso en su paso final, demostrando la presencia viva de ese tanino poderoso.

Poco a poco fue escondiéndose en la cata y quedando por detrás de otros vinos de cosechas anteriores.

El siguiente fue un tremendamente extraño Viña Real Gran Reserva 1975. Cosecha con un invierno muy seco pero abundantes precipitaciones en primavera. Lo que más destacaba de este vino era su nariz recordando a verduras cocidas, entre mezcla de habas, judías verdes y que enmascaraba todo lo demás.

Quiero pensar que es una característica puntual de la botella ya que de hecho abrimos otra de la misma añada y la sensación esa también aparecía pero en menor intensidad, mostrando una mayor gama de torrefactos, aromas licorosos, compota, etc..

En boca, la noto un poco más barnizada, con menos tanicidad que el 87 y con menos persistencia. Más hecha y redonda pero menos electrizante.

El Viña Real Gran Reserva 1973 para mi supone un salto importante. A pesar de su ligera capa de color el vino presenta otra paleta olfativa distinta, con más toques de hongos, humedad, tierra, e incluso un aroma algo extraño que a mi me recordaba al agua de las latas de espárragos. Pero se aprecia más gama, más matices.

En boca la entrada es aterciopelada, más elegante en su desarrollo que los vinos anteriores, con buena acidez y excelente profundidad. Este vino para mi supuso subir un peldaño antes de llegar a la excelencia del siguiente.

Y ese siguiente fue un Viña Real Gran Reserva 1962. Aunque se mostraba el capullo de él muy tímido en la nariz, con el paso del tiempo fue a más y más. Con una nariz más confitada y a la vez más terrosa y con toques de hojas secas y ligeros florales, conserva una elegancia que la hace francamente interesante.

Pero es la boca donde el vino se me convierte en tremendamente soberbio, con una estructura deliciosa y un desarrollo que va ampliándose por el paladar y dejando un postgusto largo, con un tanino bien presente y equilibrado con esa acidez y pequeña golosidad final. Fantástica elegancia..

El primer Imperial Gran Reserva 1988 mostraba un color algo brillante. Limpio en vista pero con una fase láctica en aromas algo presente Mostraba esquemas más maderísticos, más aporte de cacao, tostados, café. Desarrolla buen paso por boca, con buena acidez aunque al principio la entrada es demasiado sutil.

No sé si ha sido una mera percepción mía pero me parece un estilo algo diferente a los otros Imperiales que vinieron a continuación.

El Imperial Gran Reserva 1976 lo acogí con cariño ya que siempre uno acude con gusto a probar un vino de su año de nacimiento. Apareció mucho más turbio que todos los vinos anteriores, al menos mi copa, y muestra mucho cacao, toques florales y fruta confitada en la nariz. En su movimiento se aprecia un cierto volumen superior a los otros vinos. En la boca presenta un buen equilibrio, sin nada que destaque pero con una redondez deliciosa y un final de buena longitud. Muy rico.

Por último, el Imperial Gran Reserva 1968 mostraba unos tonos más ocres en su color, pero una nariz franca desde el principio, intensa y compleja, con abundantes sensaciones de bombones, frutos secos, higos y pasas, hojarasca y un matiz terroso. Una boca apabullante, con buena acidez, estructurada y a la vez equilibrada, largo, inmenso.





Parece ser que tras lo probado uno se queda con el Viña Real Gran Reserva 1973 y sobre todo 1962, así como el Imperial Gran Reserva 1968. Bueno, cuestión de gustos :-)






Agradecer a la bodega la magnífica oportunidad que nos han dado de probar estos fantásticos vinos, y por supuesto a los amigos del Diario de La Rioja por hacerme partícipe de estos momentos de auténtico disfrute.

A todos, un saludo y muchas gracias.



.....................................



The Show Must Go On (Queen)

jueves, 23 de octubre de 2008

Arranques

Estaba leyendo que en España se ha solicitado el arranque de casi 100.000 hectáreas de viñedo, siendo Castilla-La Mancha la Comunidad Autónoma en donde más hectáreas se han solicitado con unas 66.000.

No creo que sea necesario decir que este arranque viene subvencionado por la Unión Europea, pero sí apunto a que no me parece mucha la superficie que se somete a esta medida.

A priori puede parecer una cantidad importante de hectáreas, que lo son, pero un servidor esperaba que se fueran a presentar más solicitudes viendo que “Mamá” Bruselas iba a subvencionar.

Antes del 15 de Noviembre, y con el presupuesto en la mano de 464 millones de euros asignados para esta medida, la Comisión debe fijar el porcentaje de aceptación de los importes que corresponde a cada Estado. Veremos lo que sucede.

¿Subvencionarán dentro de unos años para plantar? Al tiempo...

Mientras esperamos, os dejo con algo de mi siempre admirado Petty mientras disfrutamos de algún que otro vino:

http://es.youtube.com/watch?v=4mX9-2xuyP8

Un saludo
...................................
The Show Must Go On (Queen)

Evolución de momentos y de colores


Evolución de momentos: "Antes de" vs "Después de"





Evolución de colores




Un saludo


............................................


The Show Must Go On (Queen)

miércoles, 15 de octubre de 2008

Iberoamérica en cata #12: Un vino de otoño: Vuelta a los inicios


Tras la propuesta de Joan en su blog De Vinis Cibisqve para un vino de otoño, he escogido uno cuyo color se aproxima a las magníficas imágenes que esta estación del año nos ofrece. Me refiero a un amontillado.

Creo que muchos estamos bastante de acuerdo en que si hay unos vinos españoles únicos en su concepto son los vinos generosos andaluces. Siempre me he preguntado qué pasaría si estos vinos estuvieran valorados en su justa medida. ¿Tendría que envidiar algo un Moscatel Toneles a un todopoderoso Château Margaux o a un mito como el Domaine de la Romanée-Conti valorándolos a cada uno donde corresponde? ¿Podría estar al mismo nivel un NPI que un borgognon multifamoso como pueda ser Armand Rousseau Chambertin o que un Cheval Blanc bordelés archivalorado? ¿Sería una locura decir que los vinos clásicos de Giacomo Conterno o de Domaine Huet no se pueden comparar con un PX Solera 1830 de Alvear? Evidentemente, son comparaciones absurdas ya que los tipos de vinos son muy diferentes pero creo que se me entiende por dónde quiero ir. Mi impresión va dirigida a dar una opinión totalmente subjetiva sobre cómo estos vinos creo que pueden ser de los más grandes que se hacen dentro del panorama vitivinícola mundial.

Y en esto, surgió una propuesta que a mi me ha llevado a las cimas del disfrute. Fue allá por Mayo del 2006 cuando probé la primera botella del primer vino que lanzaba el proyecto del Equipo Navazos. Era ese vino amontillado que daba nombre al equipo: Amontillado Navazos.

Muchos vinos han venido después, excelentes y apasionantes en sus diferentes versiones, electrizantes y muy recordatorios de ciertas cosas tal y como hablé en su día de ese NPI. En definitiva, emocionantes.

Y ahora, vuelvo al principio. Dos años más tarde me reencuentro de nuevo con ese amontillado que fue el origen antes de que el éxito y mayor (re)conocimiento público hicieran de este gran equipo y de estos grandísimos vinos unas referencias en las bocas de todos.

¿Quizá eso ha hecho que me haya vuelto un poco más crítico? Es posible…

Volviendo a descorchar una botella del inicio, de ese Navazos que vuelve a mostrarse como lo que es, uno encuentra que se enfrenta a una joya de color ambarino-caoba que te transporta a un viaje maravilloso. Llegar a casa, una copita de este vino para beber despacio, buena música de fondo…y el disfrute que te ofrece es bien satisfactorio.

Gracias de nuevo y enhorabuena por todo. Espero que las luces que recientemente han empezado a alumbrar toda esta parafernalia no cieguen a los artistas que la han hecho posible.

Un saludo

....................................

The Show Must Go On (Queen)

lunes, 13 de octubre de 2008

Próxima parada: Cerca del Ganges

Mirad que hemos criticado muchas veces cómo el estilo de muchas bodegas de Burdeos ha cambiado a lo largo de las últimas décadas. Pues leyendo una noticia que aparecía en la revista Decanter he llegado a pensar por un momento que me alegraba de que ese cambio se haya producido:

http://www.decanter.com/news/269427.html

Claro, mi reacción ha sido…¡Joder, pues si ahora empiezan a producir a tope los indios (de la India), los chinos, y demás…ya sólo nos queda la Luna! Pero bueno, si producen según ese nuevo estilo…puede existir esperanzas.

Según iba leyendo el artículo mi pensamiento cambiaba. ¡Ah!...que es que el vino australiano se conoce en India más que el francés. Vale, ya voy entendiendo más…y al final la tranquilidad me llegaba al ver el nombre de Radoux.

Es que alguna pruebecita con esta casa no me ha convencido. Serán excelentes, pero a mi no me sirven.

Pues bueno, al final no sé qué conclusión sacar del artículo. Siempre me queda esperar a que los gurús de turno se fijen en el “nuevo vino indio” y se convierta en el nuevo “top” mundial de precios y puntuaciones. Si la demanda se desplaza hacia el Ganges y eso sirve para ayudar a la recuperación de otras zonas como Burdeos y que nuestro bolsillo se vea menos achuchado a la hora de acudir a estas botellas, yo me apunto y empiezo a hacer ya campaña por el vino indio en barrica Radoux.

Desde aquí, 100 puntos a todos.


Un saludo
.....................................................
The Show Must Go On (Queen)

miércoles, 8 de octubre de 2008

Grande y/o pequeño

Leía hoy a primerísima hora (ya sabeis que en estas épocas hay que coger uva) la venta que tiene prevista realizar el grupo Pernord Ricard de todas las bodegas de Domecq en España (por ejemplo, AGE, Juan Alcorta, Ysios, etc.) y el posible interés por parte de Constellation.

Esto me lleva a pensar en lo de siempre. El grande cada vez más grande y el chico cada vez más chico. Creo que el mundo del vino a medio plazo tiende hacia esa concentración y a la vez hacia una especialización. Por un lado los grandes grupos empresariales y por otro las pequeñitas bodegas que buscan y tratan de ofrecer un vino mucho más personal. Los que estén en una situación intermedia creo que tienen todas las papeletas para perder.

¿A qué llamo situación intermedia? Para mí, producciones de aproximadamente más de unas 200.000 botellas empiezan a ser realmente complicadas de defender…

Aunque claro, uno lee y oye (que no escucha) tantas tonterías…

Les dejo por ello con algo importante:

http://es.youtube.com/watch?v=Kw-zt8IOmNU

Descanse donde esté, Mr. Perkins.


Un saludo
..............................
The Show Must Go On (Queen)



miércoles, 1 de octubre de 2008

Rock and Roll Fantasy Camp…¿y para el vino?


La verdad es que esto sí que es una buena jubilación. Resulta que el título de esta entrada hace referencia a la posibilidad que uno tiene de tocar con estrellas del calibre de Bill Wyman (ex Rolling Stones), Roger Daltrey (The Who), Glenn Hughes (ex Deep Purple), Slash (Guns N´Roses), etc. gracias a este invento que se ha creado hace algunos años.

Por el módico precio de 6.000 € uno puede sentirse ¿músico? al lado de estas celebridades y aprender (o no) de ellas. Te permiten acudir a esta especie de campamento para ensayar y aprender trucos con esta gente, ya sea en Holluwood, Las Vegas o en los afamados estudios londinenses de Abbey Road.

Pues que queréis que os diga, que si estuviera podrido de pasta a lo mejor hasta me apuntaba por el simple hecho de hacer el imbécil junto a Daltrey. Igual hasta probaba a dar doscientas mil vueltas al micrófono como hace él para acabar hecho un lío.

Pero como no es el caso, he estado dando vueltas a la neurona hasta llegar a la conclusión que esto podría ser un fantástico cementerio de dinosaurios para profesionales del mundo del vino. Ya saben que uno es mal pensado y por eso propongo que cuando se retiren los super enólogos estrellas (y estrellados) actuales ¿por qué no montan algo así?

Ya me imagino a las hordas estudiantiles en busca y práctica de esos truquillos y consejos para conseguir vinos de alta puntuación, perdón, quise decir aceptación.

Al tiempo…

Les dejo con algo de alguien que hizo algo de esto para poder cobrar ahora esos 6.000 €.
Un saludo
...................................
The Show Must Go On (Queen)

martes, 23 de septiembre de 2008

Discrepancias


Hace poco comentaba la falta de organización que se podía observar en diferentes aspectos de la comercialización del vino, pero no cabe duda que poner de acuerdo a diferentes intereses es francamente difícil. De hecho, y ampliando el espectro a mayor escala, sucede un poco lo mismo con lo que se ha podido observar tras la reunión informal que han tenido los diferentes Ministros de Agricultura de la Unión Europea en la localidad francesa de Annecy.

Aquí hay un problema grave de fondo y es el futuro de la PAC (Política Agraria Común) en los próximos años y cuál debe ser la tendencia a seguir. Muchas reformas ha tenido esta política que abarca hoy la mitad de todo el presupuesto comunitario, y por ello hay muchos intereses contrapuestos en ella.

Así, seguro que podéis adivinar cómo países en donde la agricultura no es un pilar económico y social básico en la estructura del país critican fuertemente que casi la mitad de la partida presupuestaria de la UE (Uníon Europea) se destine a estos efectos (siendo España uno de los principales beneficiarios). Es el caso, por ejemplo, de Suecia.

El Reino Unido, por ejemplo, cuestiona también tanta intervención a nivel comunitario y aboga porque sean las fuerzas del mercado las que actúen como reguladoras de la agricultura europea.

La posición española se ha basado en no abrir ahora un debate presupuestario sobre este tema y abogaba por un acuerdo anterior en la OMC (Organización Mundial del Comercio) para blindar el futuro de la PAC. Lógico, aquí no interesa que desaparezca cuando en muchos casos diversas actividades del sector agrícola se sostienen solamente gracias a las subvenciones recibidas, lo cual a mi me parece totalmente insostenible.

Como veis, muchos intereses en juego. Se esperan meses, es posible que años, apasionantes de negociaciones para definir y progresar en una materia tan fundamental como es la que debe ir definiendo y modificando el futuro de nuestra agricultura, ganadería, medio rural, etc.

Un saludo
...............................
The Show Must Go On (Queen)

sábado, 20 de septiembre de 2008

Atuel y +

La historia semanal había empezado bien con el Palo Cortado V.O.R.S. de Bodegas Tradición. Una delicia ir resumiendo los días entre sorbito y sorbito de este vino.




No sé si alguna vez les he hablado que cerca de la casa familiar hay una pastelería a la que he cogido bastante cariño. De origen y especializada en dulces con carácter argentino y con amabilidad a raudales, la pastelería Atuel siempre es un referente en casa cuando se quiere algo de dulce para finalizar una comida. Otra opción, aunque algo más lejana en espacio, y que ya he comentado en este blog es la eterna presencia de los dulces existentes en el callejón de El Pozo, con la pastelería que sustenta el mismo nombre. Esas planchas de hojaldre deberían tener un monumento.


Pero antes de acudir a por algo a Atuel, bajé sin prisas a una sesión organizada a ciegas por los amigos sarmientiles. Ya saben, ese grupo de amantes del vino que nos solemos reunir bajo cualquier pretexto para disfrutar de unos vinos. No estuvo nada mal con el Riesling Von Kesselstatt Palais 1997, un Goisot Saint Bris 2006 como expresión de la Sauvignon Blanc en una zona borgognona, con el Chateau de la Tuilerie 1999 (Costíeres de Nîmes), un Baron Philippe de Rothschild Pomerol 1996 en la versión Négociant de esta casa de Pauillac y un soberbio Barbaresco Riserva Vigneti in Pora 2000 de Produttori del Barbaresco como vinos de compañía junto a boquerones en vinagre, foie, diferentes mortadelas magníficas, quesos, ahumados, etc.

La mañana del día siguiente apareció soleada y apetecía comer unas pijotas pero antes una alubiada ligera sin demasiado acompañamiento podría ser una buena opción para cerrar después con algo de Atuel.


Dicho y hecho, a la pescadería pronto, la prensa leída y las alubias en el fuego lentamente. Atuel quedaba cerca pero antes un alsaciano Zind-Humbrecht Gewurztraminer Turckheim 2002 había que ponerlo a enfriar un poco. Iba a ser el acompañamiento a las alubias, pijotas y demás.



El vino no estaba nada mal en sus primeras sensaciones. Con un color dorado brillante, la nariz se mostraba intensa, con toques iniciales un tanto amielados y de fruta madura así como restos de flores, especias y un matiz mineral. No es excesivamente compleja pero no desagrada. En boca parece un tanto corpulento, con densidad y a la vez frescura suficiente como para no agotar tras su primer sorbo. Es largo y deja una sensación en boca de leve dulzor que no me encaja nada mal con las pijotas…¿Serán chaladuras mías?



Para acabar, algo de Atuel como era normal. Ya ven que en esta ocasión había bastante fruta por medio.



Y como era un dulce agradable, les dejo con algo de musicalidad que lleva dulzura implícita.




Harrison & Clapton...¿Qué opinaría la dulce Patti?

Un saludo

..........................

The Show Must Go On (Queen)

viernes, 19 de septiembre de 2008

Organización

Leía hace poco cómo todo el sector vitivinícola francés se había puesto de acuerdo para protestar ante su Gobierno por el asunto de la publicidad del alcohol y cómo el vino debía mantenerse un poco al márgen del resto de bebidas alcohólicas. Sin entrar a valorar esta cuestión, sí que me resulta agradable ver cómo existe ese consenso ante un problema general. Y es algo que debemos imitar.

En todos los sitios cuecen habas, pero ante un problema grave, un sector importante de la economía gala se agrupa y defiende sus intereses de forma unánime. Aquí vemos siempre las “guerrillas” entre diferentes Denominaciones, entre distintas Comunidades Autónomas, entre muchos intereses creados que al final nos lleva a una situación de “hagamos la guerra por nuestra cuenta”. Y es que, señores, el “enemigo” no es mi vecino…métanselo en la cabeza.

Claro, a lo mejor el sector vitivinícola español no es tomado con tanta importancia dentro del tejido socio-económico del país como sucede por encima de los Pirineos. Malo.

Ya he comentado otras veces cómo se agrupan los franceses, italianos, alemanes, etc. en sus participaciones en Ferias en el exterior. Aquí, en España, bajo el paraguas del ICEX (Instituto de Comercio Exterior) acuden bodegas mezcladas de muchas zonas diferentes, pero luego a veces se montan stands autonómicos aparte, o de Denominaciones de Origen por otro lado…Vamos, un lío o batiburrillo para que el posible cliente que circula por la feria no sepa exactamente por dónde se mueve.

Por eso siempre me he planteado si nuestras autoridades no se podrían fijar más en lo que hacen nuestros vecinos y agrupar a todo el vino español de una forma seria y decente.

Pues eso, pequeñas reflexiones que empezaba a escribirlas mientras sonaba Van Morrison…Les dejo con algo que sabe a gloria:

http://es.youtube.com/watch?v=evNvp31DqWM

¡Qué grande me resulta siempre el león de Belfast!

Un saludo

...................................

The Show Must Go On (Queen)

martes, 16 de septiembre de 2008

Thank You Mr. Wright


Se ha marchado Richard Wright, miembro fundador y teclista de una de las bandas más impresionantes que he podido ver y a las que siempre he admirado: Pink Floyd.


A los 65 años un cáncer ha dejado al mundo de la música sin uno de los miembros de una de las bandas más influyentes en el mundo del rock sinfónico.


¡Cuántas tardes han sonado en mi casa mientras los apuntes universitarios iban intentando entrar en mi neurona!


Un día triste.


Prefiero recordarle en su trabajo:




Un saludo



domingo, 14 de septiembre de 2008

Aire serrano, unos vinos y charleta

La situación había coincidido con mi aterrizaje en Madrid procedente de Hamburgo en las semanas previas a la preparación de ese momento importante para el viñedo. Como siempre, no había nada preparado de antemano salvo que íbamos a quedar para tomar unos vinos. Ese tipo de improvisaciones cada día me gustan más…

Nos juntamos seis personas en un retiro de la sierra madrileña y empezaron a aparecer una serie de quesos, salchichas alemanas, confit de pato…y unas cuantas botellas. Hubo de todo, desde el Loira al Penedés, algo de Italia, algo alemán…vamos, un buen recorrido geográfico en forma de botellas de vino. Hasta el compañero Carroquino se nos unió desde las Islas Canarias vía Nahe-Logroño.


El cónclave estaba reunido: "Habemus Vinum".

Empezamos con un François Chidaine “Les Choisilles” 2004 de Montlouis-sur-Loire. Bonito vino del que estoy seguro que si hubieran aparecido más botellas nos las hubiéramos terminado sin problemas. Se bebe plácidamente tras aparecer con una nariz bastante fresca y mineral, tiene un leve toque como botritizado pero muy sutil, y en boca presenta un equilibrio tan delicioso que da lástima acabarte la copa. Bien estructurado, con su justo punto en todo.

La parte alemana vino representada por el Maximin Grünhäuser Abtsberg Spätlese 1997. Vino delicioso. Si alguien quiere reconocer aromas de Riesling asociados a hidrocarburos, este vino es un buen ejemplo ya que la primera toma de contacto con las fosas nasales muestra estos aromas y en buena intensidad. La aireación le viene bien, y muestra más paleta mineral, algo de almíbar y de fruta cítrica. La boca es deliciosa, nada cansina, bien equilibrado, vibrante en el final largo que posee. Una gozada que unida a alguno de los quesos presentes elevaba el disfrute a una potencia más alta. Si le faltase algo a lo que bebimos…sería que la botella hubiese sido de 3 litros.

La noche blanca había terminado en nuestro caso y todo lo que iba a descorcharse posteriormente iban a ser vinos tintos.
Empezamos con un mágnum un tanto especial. Se trataba de Can Rafols dels Caus Reserva Especial 20 Aniversario 1998. Un Cabernet que me ha parecido muy bien interpretado, algo sucio en su nariz inicial pero evoluciona favorablemente a lo largo de la noche. Pienso que todavía se encuentra en una fase ascendente, por integrarse todavía algo más (si es que lo hace) esa madera que aparece pero que no consigue molestar en exceso. Sus toques de frutas maduras y de aromas especiados me parecen elegantes, sin ser obscenos. En boca me seduce todavía más, con buena estructura, de buen cuerpo y agradable postgusto y longitud. Grata incursión.

Lástima del Château de la Gardine 1988.

Por seguir con vinos cabernet izados nos fuimos a la márgen izquierda bordelesa, hacia Saint-Julien. El Château Ducru-Beaucaillou 1975 presentaba una buena capa típica de color, y en nariz se mostraba algo tímido en sus inicios. Siempre me han parecido vinos musculosos, con nervio y con un carácter que me los sitúan como mi opción favorita en esta zona bordelesa, al menos dentro de lo que he podido probar. La nariz era un conjunto de flores secas, matices húmedos, fruta negra madura, restos de tostados, chocolate negro y moka, café, no excesivamente intensa a medida que se iba abriendo pero sí bastante compleja y elegante. En boca el vino está algo más recio y juvenil que lo que me mostraba en nariz, tiene una buena acidez y un tanino de la fruta realmente agradable. Es bastante persistente, con buena estructura y un postgusto bastante terroso y de nuevo con sensaciones de ciruela, arándanos, chocolate fundido…Me ha parecido más que interesante, prueba (una vez más) de que en añadas en teoría menores se pueden encontrar momentos muy placenteros.

El Foradori Granato 2001 se mostraba un tanto uniforme en la nariz, iba en la línea caramelizada y con toques golosos tipo mermelada. De intensidad iba muy bien pero su complejidad se veía ensombrecida si se comparaba con otras opciones bebidas anteriormente. En boca sí se mostraba alegre, bien equilibrado, con un postgusto también algo uniforme. Quizá fue la opción tinta que menos me convenció hasta ese momento.

Pero el chasco mayor llegó con el siguiente vino. Había tenido una experiencia realmente deliciosa con un Mauro Vendimia Seleccionada 1994 pero este 1998 era una opción realmente interesante para aquellos que van en busca de estanterías de madera para amueblarse una habitación. A lo mejor con más tiempo esto se integra y tenemos un ejemplo como ese 1994, pero por el momento…lo mejor era pasar a la siguiente opción de Pinot Noir.

Y la verdad es que el Drouhin Romanée St Vivant 1994 lo servimos más fresco de lo que debíamos. Que se fuera calentando en la copa.


El vino iba gustando por momentos cada vez más. Estaba empezando a ser bonito. Violetas, cerezas, algo de cacao…faltaba más intensidad. El frío del vino no permitía mucho más. Al rato olía mejor, toques de tierra, chocolate fundido, algo de fruta negra, seguían las flores. Muy bonito. En boca podría parecer que sería un vino frágil pero el vino mostraba lo contrario. Buena estructura, acidez y taninos en equilibrio agradable, se desarrolla muy bien en el paso medio. Bastante largo. Los últimos sorbos me supieron cada vez mejor…Deliciosa opción.

Terminamos con un Jean Leon Gran Reserva 1991 (que inicialmente no pensábamos abrir) de la D.O.Penedés, volviendo de nuevo a los inicios con la Cabernet mayoritariamente. No se conserva nada mal este vino, con buena intensidad aromática desde sus inicios ahumados, gama de aromas animales y especias, fruta madura y toques minerales. En boca está pleno de intensidad, acidez alta, tanino elevado también, con volumen en boca, persistencia media y postgusto especiado.

Hubo alguna cosa más riojana que salió muy disfrutable también. Eran casi las 2 de la mañana (o sin el casi) y la noche había salido redonda, fresquita con la sierra cercana pero llena de comentarios, experiencias y charlas realmente divertidas. Esto es lo que hace que estos momentos sean inolvidables.

Como todo no podía ser tan estupendo, he aquí un palo que me voy a permitir dar. Giro completamente de temática y me voy al musical, al rock duro. Concretamente me dirijo a un grupo que nunca estuvo entre mis favoritos pero que algunas canciones suyas sí me convencieron años atrás. Me refiero a Judas Priest.

Ha llegado a mis oídos alguna grabación de su último disco: “Nostradamus”. No se lo recomiendo, aunque para gustos…colores. Por favor, Mr. Rob Halford, vuelvan a lo que fueron. Me quedo con ellos en su estado más puro:

http://es.youtube.com/watch?v=RzpHmbwqHLM

Un saludo
...........................
The Show Must Go On (Queen)

jueves, 11 de septiembre de 2008

Una delicia portuguesa en el norte de Alemania


La verdad es que la combinación parece que suena un tanto absurda pero no me podía resistir el comentarlo. Aterrizaje en Hamburgo, el Elba tranquilo, buen sol para ser Septiembre…hay que cenar algo una vez entrada la tarde-noche.

Callejeando por diferentes zonas de esta ciudad hanseática un compañero indica que previamente le llamó la atención un sitio en el que colgaba una bandera portuguesa. Pues vamos a este sitio llamado “Zur alten Flöte” en Koppel 6.

Aspecto de tasca, no busquen vajillas lujosas ni manteles hermosos porque no los hay. Simpatía sí, a raudales. Aparecen ensaladas de atún deliciosas, bacalao en diferentes preparaciones soberbios, carne a la portuguesa cuya ración parece hecha para un regimiento, y así van dejándose sobre la mesa una serie de platos deliciosos. Vinho verde para acompañar. Prometimos volver al día siguiente.

Arroces con frutos del mar, lenguados preparados magistralmente, pequeños calamares con salsa tipo a mahonesa…Más vinho verde por favor.

No sé si la interpretación portuguesa de esa cocina es la correcta pero me importa un carajo. Lo pasamos bien, comimos deliciosamente y solamente nos faltó un buen fado.

Eso tiene solución:


http://es.youtube.com/watch?v=OHI4BhGQv9w&feature=related

Obrigado


Un saludo

.................................................

The Show Must Go On (Queen)

lunes, 1 de septiembre de 2008

Agotamiento festivalero y celebraciones

Leía hace poco una entrevista a Gay Mercader, el más famoso promotor de conciertos en España y aquel que fue capaz de traer a The Rolling Stones cuando casi parecía que venía el mismo Satanás, en la que afirmaba el grado de saturación al que están sometiendo a la gente con la gran cantidad de festivales que suceden en verano en este país. Que si el Rock in Rio, que si el Summercase, que si el FIB, y así un largo etc.

Venía a afirmar el grado de agotamiento que los bolsillos de los fervientes festivaleros estaban sufriendo. Claro, este hombre tan pronto te trae a Springsteen como a Elton John o monta el Rock in Rio, pero era realista de que la situación del negocio estaba empezando a desbordarse.

Exceso de oferta para una demanda no tan amplia como pensaban.

¿Les suena algo de esto en el mundo del vino? Pienso que sí.

Por bajar un poco la oferta de vinos, ya les dije que iba a celebrar el lanzamiento del nuevo disco de AC/DC. Y lo he hecho consumiendo algunas cosas.

A las 21.30 horas el Gatinois básico estaba siendo descorchado para acompañar a unos chorizos a la sidra y a unos langostinos. Muy fresco y agradable, con burbuja fina, bastante cítrico y ligeramente mantequilloso. A mi el champagne es una bebida que, sentándome algo mal en las postrimerías de las comidas, me resulta tremendamente disfrutable si lo tomo de aperitivo ya desde el principio y luego aguanto toda la comida con él. Por eso, siempre que hay BBC (bodas, bautizos, comuniones) el brindis del final que se suele hacer, uno emplea restos de vino, agua, o una copa llena de Cava o Champagne que luego no será consumida. Esa mezcla de ácidos y jugos gástricos creo que no me sienta bien.

Los muslos de pato los combinamos con un Domaine de Chevalier blanc 1996. Me gusta esta bodega en Graves, tanto en su vertiente blanca como tinta, ya que suele hacer vinos tremendamente disfrutables a un precio pagable para lo que circula hoy en día por tierras bordelesas. El vino presenta un color amarillo dorado suave, bonito y bastante brillante. La nariz es intensa, un poco guarrindonga en sus comienzos. A mi me recordaba un poco a un queso azul pero con menos intensidad. Le viene bien el tiempo en la copa y la nariz muestra su complejidad, toques minerales y de hierbas aromáticas, ayudada por una rica mineralidad. Es elegante y evocadora, para evadirte un poco. En boca sucede un poco lo mismo, ya que es elegante, con cierto toque graso, buena acidez, esos 12,5 grados están bien integrados, dando un vino que me parece tremendamente interesante y con posibilidad de largo recorrido ya que no daba síntomas de agotamiento.

De aquí a los tintos.

Me volvía a encontrar con otra botella que en su primera ocasión me había producido una gran satisfacción. Un vino con 74 años a sus espaldas y cuyo descorche puede ser una lotería pero que cuando sale bueno, olé!: Viña Tondonia tinto1934

Mis sensaciones son que este vino tiene más color que los de ahora, más nariz que los de ahora, y más tralla en la boca que los de ahora. En definitiva, me parece que hay más vino que los Tondonia de ahora.
Ostras, es que hasta diría que necesita domarse un poco más. Tiene tanino ahí, marcando los pasos, con buena acidez y hasta frutilla de la España pre-franquista aparece.

Uno se acomoda en la silla, bebe, habla, come, bebe de nuevo, la copa se va vaciando y la pena invade.

Emocionante.
Para terminar con unos quesos variados desde la zona de Chablis pasando por Idiazabal y algún que otro ejemplar, decidimos finalizar la noche con un Vega Sicilia Único 1989. Mi impresión es que es un vino que actualmente se encuentra en un estado cerrado de juventud. Se nota todavía una madera noble bien presente, con buena carga primaria que la compensa en parte. Sí en boca tiene esa cierta profundidad que creo que era marca de la casa, aunque tampoco en exceso frente a otras muestras probadas con más años a sus espaldas. Tiene todavía mucha “chicha” por domar pero no resulta agresivo cual sierras mecánicas vínicas que circulan por territorios cercanos a los de esta ilustre casa. Con los quesos más curados sentaba de maravilla…pues eso, que disfrutamos mucho.

Todo en honor de AC/DC y ya ven que hay cuatro botellas menos en el mercado. Uno pone su granito de arena.

Venga, para que vean de nuevo a estos chicos en acción:


http://es.youtube.com/watch?v=MpdnV3ucOrI&feature=related

Un saludo
...................................
The Show Must Go On (Queen)

jueves, 28 de agosto de 2008

Por fin...

La verdad es que eran muchos años esperando. Sí, sabemos que siempre se les ha acusado de que hacen lo mismo pero es que, estimados periodistas que preguntan absurdeces, sus seguidores no queremos que hagan otra cosa. Su estilo, su forma…

Ahí vienen (con su nuevo disco, y se puede escuchar el nuevo single):

http://www.elmundo.es/especiales/2008/08/cultura/acdc/

Les esperamos por aquí…

Del lo acometido últimamente, previamente al estallido mental que me supuso el Jean Macle 1986 aparecieron cosas como un muy decente Piron Quartz Chenas 2005 aunque con un punto de robustez temprana, un delicioso Dönnhoff Trocken 2005 que desde mi humilde opinión, lo que hace grande a este elaborador como a muchos otros no es su producción de determinadas joyas como puedan ser el Oberhäuser Brücke Eiswein o Auslese, el Niederhauser Hermannshöhle Auslese o el Schlossböckelheimer Felsenberg Spätlese por citar algunas, si no la regularidad y calidad obtenida también en sus elaboraciones de, en teoría, menor nivel.


Lo mismo me sucede con los Chambolle-Musigny village de Roumier (para mi de los mejores village que uno puede encontrar junto con los Mugnier, Dujac o Hudelot-Noellat) o los monovarietales de Trimbach alsacianos por citar a otros elaboradores de otras zonas en los que encuentro el mismo interés. No me servirían de nada si hicieran grandes vinos en sus cuvées más altas pero verdaderas castañas en sus gamas inferiores. Y a Dönnhoff lo incluyo dentro de ese grupo cuya gama completa de vinos adquiere gran nivel y regularidad.
Este básico Tröcken del 2005 así lo demuestra, valorándolo donde corresponde y al nivel que merece, con una nariz intensa, cítrica y a la vez con cierta golosidad, con matices de fruta blanca fresca, limpia, franca y pura. En boca entra sabroso, con buena acidez, persistencia y cierta untuosidad que en este caso se une a la grasa que acompaña a un rodaballo a la plancha formando un entramado delicioso. Puro disfrute sin ningún tipo de estridencias.

Aprovechando la presencia de caracoles, cochinillos, corderos, cogotes de merluza que pululaban por la mesa otra propuesta semanal nos llevó hacia el Viña Cubillo Crianza 2002 de López de Heredia. Un vino gustosamente disfrutado y del que todavía creo que se podrá seguir haciéndolo. Digo esto de cara a las importantes subidas de precio que me comentan que se observan en la tienda que posee dicha bodega. Entramos entonces en temas espinosos…pero ahí no me verán. En la tienda digo.

Por dar un giro hacia el este, Grecia y su sirtaki siempre fueron atractivos. Al menos, a mi me gusta ese tipo de danza. Para ello, un Manousakis Nostos 1997, que no se comportó mal con su mezcla de Syrah, Grenache, Mourvedre y Roussanne..




Llegó el estallido Macle. No sé, una pasada de vino. No sé muy bien qué decir…








Le acompañaron un delicioso Grand Vin de Léoville du Marquis de Las Cases 1970 y un Madeira Henriques & Henriques Verdhelo 1934 que hizo sobremesa agradable.

Bueno, creo que habrá que celebrar el regreso de esta banda de los hermanos Young. Con algún vino…

Un saludo
...........................
The Show Must Go On (Queen)

martes, 19 de agosto de 2008

Bienvenido, Mr. Marshall


Me llega la noticia de que Eric Solomon busca vinos en Ribeira Sacra ya que consideran que los vinos a base de Mencía envejecidos en barrica tienen un gran potencial en el mercado estadounidense. Dice lo siguiente:

Daniel González es el catador del equipo de expertos de Eric Solomon Selections que se ha desplazado recientemente a Ribeira Sacra en busca de nuevos vinos que incluir en su catálogo. Esta firma, la segunda distribuidora de marcas españolas de vino en Estados Unidos, se especializa en productos de alta calidad elaborados por pequeñas bodegas europeas, y es la primera vez que se interesa por los vinos gallegos de la D.O. Ribeira Sacra.
El Parador Nacional de Turismo de Monforte (Lugo) ha sido el escenario de la cata, en la que han participado con sus muestras un buen número de bodegas amparadas por el Consejo Regulador. Una vez realizada la selección, la empresa de distribución se pondrá en contacto con aquellos elaboradores que más les interesen.
David González está convencido de que los vinos a base de uva
Mencía envejecidos en roble pueden ser muy bien acogidos por los aficionados estadounidenses, más aún si se sabe explicar su origen en los viñedos de las características empinadas laderas de la Ribeira Sacra. Desde el Consejo Regulador se valora como un gran espaldarazo el interés mostrado por Eric Solomon Selections y como un renovado empuje para sus exportaciones, tras las buenas críticas que Robert Parker hiciera hace unos meses sobre los vinos de esta Denominación de Origen.

Muy bien, pero el que se anuncie a bombo y platillo en páginas de organismos oficiales españoles me suena a dos cosas: 1) A desesperación y 2) Invitación a posible desarrollo descabellado de la zona. ¿Un nuevo boom a la vista? Un poco de yu-yu me produce...


Solamente el tiempo lo dirá.


Por si acaso, siempre las versiones originales fueron las mejores:


http://es.youtube.com/watch?v=5X7srWjn-z4


Gracias Berlanga.

Un saludo


.....................................


The Show Must Go On (Queen)


martes, 12 de agosto de 2008

Demoledoras ofertas inmobiliarias

Les cuento que estoy suscrito a demasiados boletines, revistas y demás panfletos de diversa índole de noticias del sector vitivinícola (siempre he pensado que la información y estar informado es importante) y a veces uno los lee demasiado por encima como para prestarles atención. En otras ocasiones hay que pararse y leer dos veces.

En esta última ocasión uno de los boletines parecía el típico suplemento que viene en los periódicos en donde las ofertas inmobiliarias son la base fundamental del mismo, pero no es que se vendieran pisos…lo que se vendían eran bodegas.

Ya saben que la situación a nivel mundial está ciertamente difícil pero mi incapacidad de análisis económico me impide llegar más allá. Tampoco lo pretendo. Y evidentemente el mundo del vino no es ajeno a todo el entorno socio-económico que lo rodea.

Mucha gente se ha introducido en este sector procedente de diversas actividades profesionales no vinculadas al vino porque supongo que pensarían que esto sería tan fácil como construir y vender pisos en los años pasados, vender tornillos en serie o vaya usted a saber. Famosas inversiones han ido cayendo a lo largo y ancho de la geografía mundial y el tufillo que todo ello empieza a despegar recuerda a una mofeta bastante cabreada. Creo que me entienden.

Bodegones faraónicos, producciones irracionales, barrabasadas comerciales, falta de una planificación estratégica a nivel local, regional y nacional (luego me hace gracia escuchar a los políticos de turno y de diferentes ámbitos regionales hablar del vino, del enoturismo…), y así podríamos entrar a tratar todo esto mucho más profundamente pero eso daría para tertulias largas y para un intenso y profundo debate del sector. Y para eso, una buena copa de vino puede ser un gran aliado.

Al hilo de esto se me ocurren cosas…déjenme que piense unos cuantos meses e intentaré plasmárselas a los lectores de este blog.

Mientras tanto, para ávidos compradores les dejo con algunas ofertas (comprendan que omita referencia de la venta y zona de la misma) que solamente tratan de mostrar una situación que les comentaba:

Se vende explotación vitícola de 60 ha con 38 ha plantadas con viñedos en espaldera de 8 años aproximadamente, con muy buenas variedades para vinificar y en toda su extensión con riego por goteo. Además posee 8 ha de riego contra heladas. Construcciones y maquinarias.

Se vende bodega con 5.500 barricas de roble frances y americano. Capacidad total 3.000.000 l. Bodega con marcas muy conocidas. Producción media ,2.000.000 l. 4.000.000 m2 de construccion. Muy bien situada en un enclave de zona enoturistica. Maquinaria y utensilios de ultima tecnología.

Se vende bodega con capacidad total 12 millones de litros. 2.000.000 de botellas en botellero. Parque de 16.000 barricas de roble americano y frances. Marcas conocidas, 50 % de sus ventas ,son de vino embotellado, 70 % de sus ventas en el extranjero y 50 % de ellas en Inglaterra. Superficie total de la bodega 18.000 m2. Muy bien situada en plena zona enoturistica.

Se vende bodega con capacidad de 750.000 litros, ampliable a 1.500.000 litros. Parque de barricas 450 barricas, mixto americano frances, grano medio, ampliable a 4.500 barricas. Edificio 1: depositos, barricas, elaboración, embotelladora, laboratorio y oficinas. Edificio 2: 4 suites, amplio salon social, con comedor, club de la barrica, nichos botelleros y durmientes para 200 barricas del club, amplio almacen de producto terminado y materiales auxiliares, incluye casa. Todo es de nueva construcción y con 4 amplias entradas.

Se vende bodega con capacidad de 500.000 litros, ampliables a 1.000.000 litros. Parque de barricas de 100 de roble americano ampliable a 500 barricas. Ultima tecnologia para la elaboración. Bodega para mucho embotellado, muy manejable y con poca inversión, mucha producción y alta rentabilidad. 2.000 m2 de superficie. Muy bien situada en plena zona enoturistica.

Se vende bodega con capacidad para 450.000 litros ampliable a 650.000 litros. Parque de barricas de 100 de roble frances ,ampliable a 500 barricas. Ultima tecnolgia en eleboracion,y de moderna construcción. El accesso a la bodega esta todo rodeado de viñas. Salon social.ofinas,comedor y laboratorio. Bodega dedicada al vino ecológico y orgánico.

Se vende bodega con capacidad para 600.000 litros. Parque de barricas de 800 de roble americano y frances. Existencias actuales ,de vino embotellado de crianza y reserva, en bodega de 1,500.000 €. Muy bien situada en plena zona enturistica. Dispone de un magnifico hotel con 45 habitaciones, con restaurante y un museo del vino. Amplias posibilidades a elegir.

Se vende bodega destinada al Enoturismo y producción de vinos de alta gama, con Club de la barrica (100 barricas roble frances) y con capacidad para 50.000 botellas, en nichos de ladrillo viejo y madera. Caseron del siglo XVII, consta de piedra de silleria y maderas nobles. Amplios comedores para 70 personas, instalación para catering, sala para conferencias, catas, exposiciones, etc.

Solamente me queda darles ánimos.

Un saludo
......................
The Show Must Go On (Queen)

martes, 5 de agosto de 2008

Balances nefastos

Creo que quien más o menos sigue las entradas en este blog sabe de mi queja y rechazo ante los abusos que se han hecho en las aplicaciones de abonos nitrogenados y fosfóricos en la agricultura española ya que en más de alguna ocasión he hecho referencia a este tema como uno de los males mayores refiriéndome al viñedo.

Me envían unos datos referentes a la campaña 2006 que creo que son demoledores. Se los cuento.

Dichos datos determinan que en cuanto a la aplicación de Nitrógeno existen unos excedentes de 273.536 toneladas, más de un 15% de lo que el sector se gasta en abonar entre fertilización mineral (919.363 toneladas) y orgánica (347.594 toneladas de Nitrógeno).


Los excedentes en Fósforo alcanzan la cifra de 142.430 toneladas de P2O5 sobre una fertilización conjunta entre orgánico e inorgánico de 849.000 toneladas anuales.


Les dejo aquí algunos anexos al respecto:

http://www.agrodigital.com/images/balancen.pdf

http://www.agrodigital.com/images/balancep.pdf




¿Para cuándo se van a implantar unos sistemas de abonados racionales y basados en análisis técnicos de suelo y de campo? No creo que lo vea.

Mientras, seguiré bebiendo vino y disfrutando lo que pueda.



Un saludo


...............................


The Show Must Go On (Queen)

sábado, 2 de agosto de 2008

Jo, qué noche!

Seguro que saben que Martin Scorsesse es un gran director, e incluso es posible que Rosanna Arquette sea una estupenda actriz. Pero el título de esta entrada del blog, aunque coincide con la película rodada por el citado cineasta y protagonizada por dicha intérprete, no se refiere a referencias cinematográficas. Más bien podíamos hablar de paseos por el placer (vitivinícolamente hablando, no sea que alguno o alguna intente dar rienda a su imaginación y piense más allá de lo que corresponde ahora) en torno a una mesa.

Cinco zonas, cinco vinos, cinco personas. Ya ven, la magia del 5. El número que indica el punto medio, y ya saben que en el término medio dicen que está la virtud de las cosas, el puro equilibrio. Pues esa virtud la encontré disfrutando casi de un paseo celestial por un conjunto de vinos. Había tres vinos tintos, un blanco seco y uno blanco botritizado…pero por el carácter de los vinos decidimos empezar por los tintos, aunque el orden era lo de menos ya que lo mejor era de disponer copas e ir probando poco a poco la evolución de los mismos.

Empezamos en España, concretamente en la Rioja. Cuando hicieron este vino las cosas eran diferentes a hoy en día. En Elciego todavía no existían láminas de titanio decorando el paisaje de ese pueblo con tanta construcción de piedra, además los Beatles daban su primer concierto en el Cavern Club de Liverpool o incluso nacía mi admirado James Worthy, ya saben, ese alero que tanta gloria nos dio a los aficionados Lakerianos varias décadas más tarde. En fin, que me disipo…hablo del Marqués de Riscal 1961.

Aparece con un capa de color intensa, síntoma también de cómo han cambiado las cosas ya que posiblemente este vino llevase un alto porcentaje de Cabernet Sauvignon en su coupage. La nariz rápidamente expresa una sensación tremenda de barro, arena mojada y hongos. La intensidad es buena y el vino empieza a dar alguna cabriola hacia restos de especias y algún toque como balsámico ligero.

La conversación giraba en torno a la evolución actual de los vinos y a su capacidad de guarda. Pero eso daría para comparaciones odiosas y largos textos que podrían llenar muchas entradas de diferentes blogs, o incluso hasta para poner una línea telefónica de esas 806 de predicciones del futuro. Pero eso no nos compete. Solamente pensábamos en disfrutar.

Vuelve a cambiar en nariz y resulta hasta similar a toques de PX. Me recordaba la miel y cierta uva madura con algo de pasificación y toques de café.. Curioso.

Al entrar el vino en la boca la estructura es buena, agradable aunque con cierta rusticidad. Sí, no está excesivamente pulido y tiene un toque levemente amargoso en su paso medio. La acidez está presente, el cuerpo es medio y la longitud es larga. Deja un gusto de nuevo terroso y atrufado. Un gran vino desde mi punto de vista aunque es posible que le falte algo de elegancia. Esto de la elegancia es muy subjetivo y realmente todo depende frente a qué lo compares. Se me ocurren infinidad de vinos que en cuanto a elegancia quedarían respecto a éste igual que lo haría si comparamos a Amy Winehouse frente a Nieves Álvarez. A mi, es que me resulta la segunda infinitamente superior a la primera. Pues eso, con los vinos ídem…y el tema es que después de este Riscal apareció algo realmente soberbio.


En este caso la segunda propuesta va hacia una zona donde también han evolucionado mucho las cosas. Presenta una cierta relación con la Rioja ya que la historia está ahí y Burdeos estuvo en contacto con La Rioja por motivos ya conocidos.

Este vino es de un año que, sin preveerlo antes, nos servía un poco para compararlo con el anterior: 1962. Ya saben que fue una muy buena añada detrás de la mítica 1961 y la oportunidad era más que interesante.

Al servir este Château Pape-Clément 1962 vemos que la capa de color es ligeramente inferior a la que tenía el Marqués de Riscal servido anteriormente pero en nariz se muestra bastante más vivaz y didachero que el pariente del sur. La primera impresión vuelve a ser ese síntoma de humedad acompañado de tierra, se juntan frutillos rojos y un aroma un tanto curioso como de especias y hierbas aromáticas. El aire le viene muy bien y bomboncitos de chocolate negro parece que entran por la nariz…mmmmm. ¡Qué delicia!




Hablábamos mientras de la situación actual de la viñas en esta zona cercana a la propia ciudad de Burdeos donde queda también cercano el Château Haut-Brion y su acompañante La Mission Haut-Brion entre otros, metidas entre zonas industriales, asfalto y curiosos paseando a su alrededor (entre los que me encontré en su día), y con su siempre atractiva densidad de plantación.



Ya saben que hoy en día este precioso Château que tiene el nombre de Pape-Clément pertenece al emporio Magrez y de su asesoramiento enológico por parte del controvertido Michel Rolland. Con alguna experiencia en añadas recientes la situación es algo distinta frente a lo vivido con este 62 pero no sé la posibilidad de evolución y envejecimiento de los actuales vinos ni hacia dónde irá su tendencia. Solamente el tiempo nos dará la respuesta pero a priori las esperanzas no parecen muy alentadoras.

Comentaba antes de la elegancia y es que al meter el vino en la boca la situación es acojonante. Perdonen que lo defina así pero es que no se me ocurre otra cosa. Fresco como un chaval, elegante como una buena dama, redondo como una pelota. Todo se combina a las mil maravillas para dar un conjunto sedoso y de gran profundidad. Oigan, que no quiero que se me acabe la copa…El postgusto vuelve a ser terroso, con especias y tostados tan sutiles que resulta delicioso.

Ante esto, uno empieza a preguntarse cuatrocientas mil cosas acerca de las maravillas que ofrece, y a plantearse cuestiones y dudas…pero la electricidad de la tercera copa en el primer pequeño sorbo hizo un silencio que requería la máxima atención hacia él, sin abandonar a ratillos algunos restos de las dos copas anteriores que iban circulando entre los presentes para ir viendo qué iban deparando.

El tercer vino nos lleva a un año más moderno: 1996. Fíjense si es más actual que en los otros dos, el que escribe estas líneas no era todavía ni siquiera un proyecto embrionario. En cambio, en el 96 ya me contemplaban 20 primaveras…

Buen año en la zona dicen los expertos. Y si un buen año cae en buenas manos el resultado suele ser apabullante. Claro, darle caña a la Pinot Noir en estas condiciones puede ser una situación de disfrute máximo.


Me acuerdo cuando divisé con unos amigos por primera vez la parcela de la que procede este vino. El pueblo que quedaba detrás estaba desértico y un mapa indicaba el camino que debíamos seguir. Parecía que buscábamos un tesoro o algo así pero para el aficionado al vino ya saben lo que significa Vosne-Romanée en la Côte de Nuits de Borgoña. Nunca un pueblo tan enano significó tanto…allí hay joyas de viticultura como ya saben, y si no, les aconsejo que vayan.

Al servir este Domaine de la Romanée-Conti “La Tâche” 1996 el color aparece de cierta capa rojiza con buena tonalidad. No es ligero en su movimiento y al principio la nariz es costosa de expresarse. Bueno, vamos a darle tiempo y era curioso cómo cambiaba el asunto de olerlo de unas copas a otras.

La Tâche es un viñedo mítico que es monopole del Domaine arriba citado y aunque no tengo un largo recorrido con este tipo de vinos ya que solamente probé una vez a ciegas un 1990 (que me pareció uno, si no el mejor, de los tintos que he bebido) esa experiencia me fascinó tanto que considero a este viñedo como mi opción favorita de la Borgoña tinta de la Côte de Nuits junto a Musigny dentro de lo que he podido probar. Bueno, aquí vendrán gustos diversos: unos dirán que si Chambertin, otros que si La Romanée-Conti (ése se me escapa porque lo desconozco en mi boca y nariz), otros que si Cros Parantoux o Les Amoureuses (éste sería el tercero para mi), o incluso alguno será gustoso del Clos de Vougeot (en este discreparía tanto…que mejor no empiezo, ya que hay grandes Vougeot pero también hay castañitas que aprovechan el nombre para hacer auténticos desequilibrios calidad/precio) o de Chambertin, Clos de Béze por citar algunas parcelas míticas…¡Pues olé por todos!. Hay tantas opiniones para leer y contrastar…

El vino cambia. Va a más. Mineral, roca, suelo, barro, si alguna vez sacan una raíz de viña del suelo (¿no se avecinan arranques con las nuevas regulaciones?...aprovechen), huélanlas y lo identificarían con este vino. Va ganado en una atractiva complejidad y profundidad. Fruta negra que recuerdan a las prunas, regaliz y un fondo de hojarasca seca. Se aprecian tostados, restos sutiles avainillados y de moka, cacao y chocolate negro. Al rato eran más especias…Era un vino de muchas horas.

Bufff, es intensa dándole algún meneíto en la copa del tipo Borgoña (no voy a hacer publicidad de la casa, que ya sajan el hígado cuando las venden). ¿Y si lo llevamos a la boca? Ahí me tumbó y me ganó. Me rindo ante él.

Entra no demasiado potente pero pega un estallido dentro que alucinamos todos los presentes. Es eléctrico, vivo y a la vez elegante, con gran estructura, acidez magnífica y un tanino del fruto realmente sabroso. ¿La madera? Joder, aquí no hay serrerías en la sala de barricas: trabajada tremendamente bien. Es largo, muy largo, de nuevo las sensaciones minerales y de moka aparecen, así como restos especiados y de fruta negra.

Iba estando cada vez más abierto con el paso de los minutos y quizá se podría afirmar que con esa viveza que presenta la capacidad de desarrollo en botella debe ser larga y espero poder comprobarlo en unos años.

Rioja, Burdeos y Borgoña. Tres estilos distintos bien patentes en lo bebido y disfrutado. Surgió el tema del precio en el tercer vino pero que quieren que les diga…vamos a abstraernos por unas horas y a disfrutarlos.

Teníamos el primer blanco decantado y enfriándose un poquito pero ya estaba listo para servir (guardamos copas de los otros vinos para ir poco a poco saboreándolos a lo largo de la noche). Una vuelta de tuerca hacia la ribera derecha del río Ródano. A ciegas jamás hubiera dicho que era un vino de Viognier y menos de 1998 con ese color amarillo levemente pálido que presentaba.

Este Château Grillet 1998 del Domaine Neyret-Gachet estaba realmente tímido en la nariz. Parecía una pequeña tarta de limón metida en el cristal por los aromas sutiles a dicho cítrico que presentaba en sus comienzos tras servirlo en las copas.

Hablando de las pequeñas Denominaciones de Origen españolas, éste es un caso de esos, porque si no recuerdo mal era la única apelación francesa formada por una única bodega. Ya va oliendo algo a melocotones y como a roca…vamos cambiando y cada vez más interesante. La nariz ofrece un deje mantequilloso y como pan de molde tostado que, combinada con la frescura cítrica, le da un aire curioso. Y hasta olía un poco como a bechamel y otros matices lácticos…(¿o es que estaría pensando yo en hacerme unas croquetas acerca de las 23.30 de la noche?). Bufff, ¡qué ricos los quesos mientras tanto!

Y el Borgoña seguía más especiado…el Pape-Clément lamentablemente había desaparecido de todas las copas y el Riscal quedaba bastante aromatizado a café.

La boca del Viognier era deliciosa, cremosa, mantequillosa pero no pastosa, viva, con grandísima estructura, muy largo, apareciendo minerales y cítricos en el postgusto. Una delicia de juventud en este vino…¿No queda más en el decantador? Lamentablemente, no.

Para terminar, y de nuevo situados en Francia, ¿qué nos quedaba si tenía que ser algo botritizado como he comentado al principio?: Un Chenín rico de la zona de Coteaux de L'Aubance en el amplio valle del Loira. Y para ello dimos cuenta de un Domaine de Bablut de Daviau 1997

Con un color entre anaranjado y tonos más ocres el vino es algo más que intenso. En nariz parece un tortel recién sacado del horno, con aromas finos a pastelería, incluso algo de caramelos de malvavisco y miel, orejones y almendra tostada. Es compleja y seductora.

En boca es un perfecto acompañamiento para unos trozos de Reblochón que me iba metiendo poco a poco entre sorbitos (no me pregunten los puristas si ésa es la mejor combinación posible porque no tengo ni idea si este queso de la alta Saboya sería lo adecuado para este vino…pero es que me pareció tan sublime la combinación que si hace falta, pues debatimos con los puristas J). Presenta el vino un equilibrio entre azúcar, acidez y un leve (pero elegante) amargor realmente delicioso, con densidad, muy largo…Bufff, muy rico de nuevo este último vino.

Como podrán apreciar creo que salí realmente satisfecho, y he de decir que también perfectamente sobrio, de esta magnífica reunión que tuvimos en donde la consigna había sido clara: disfrutar. Para mí, quedará grabado este día en mi pequeña y única neurona como uno de los mejores en torno a buenas viandas y unos vinos realmente excepcionales, y lo más importante de todo: compartidos con excelente compañía.

Las diferentes fotos son personales, de diferentes visitas a algunos de los lugares mencionados en esta entrada

Les dejo con dos vídeos en esta ocasión de dos de mis canciones favoritas para redondear a una de mis noches vinícolas más apabullantes. La primera es en reconocimiento a estos elaboradores, a estas viñas, a este pedacito de historia que nos hemos bebido, a este momento de disfrute. Para mí, son como héroes.

La segunda es para animarnos a que todo esto…debe continuar.

http://es.youtube.com/watch?v=YYjBQKIOb-w

http://es.youtube.com/watch?v=4ADh8Fs3YdU


Un saludo

domingo, 27 de julio de 2008

Brasas, carnes, un champagne y Rousseau dando vueltas

Hacía tiempo que no iba a una barbacoa, tan apetitosa en las noches calurosas si el ambiente en el que se realizan es fresco y ayuda a sofocar los calores pasados durante el día.

Por eso, de una noche cualquiera, sin grandes preparativos, pueden surgir momentos de disfrute bastante interesantes. Unos tomates, unos calabacines, y las brasas empiezan a trabajar. Mientras, una manzanilla de Las Cañas se disfruta agradablemente de aperitivo en animosa tertulia.

Las salchichas, chorizos, butifarras y panceta empiezan a soltar grasilla y se descorcha un champagne Déhu Pére et Fils Brut Tradition. Bien rico se muestra con la combinación extraña de productos del cerdo. No muestra una nariz muy intensa pero sí tiene diferentes matices que lo hacen interesante. Flores blancas, puntas cítricas y de frutos secos, leves aromas lácticos y herbáceos. En boca está todo bastante bien integrado, sin gran estructura, acidez correcta y un final de mediana persistencia y ligeramente amargoso que con la panceta combinaba más que bien.

Los pinchos morunos y costillas adobadas fueron el colofón junto a un Armand Rousseau Gevrey-Chambertin 2005. Un village de este magnífico productor de esa parte norte de la Côte de Nuits que se muestra tímido en nariz durante los primeros minutos. Tiene buena capa de color, y va ofreciendo a lo largo de la noche aromas a fruta negra, un toque cárnico, vainilla, restos de moka y aromas terrosos. Quizá falte un poco de integración dentro de su acusada juventud. En boca es bien rico, con buena acidez y un tanino vivo, de cuerpo medio y bastante disfrutable. Es largo y deja sensaciones de fruta negra y avainillados, así como un matiz mentolado muy gustoso. Buenos momentos con la brisa nocturna.

Liquidamos un poco de PX de Montilla de la serie La Bota de…del equipo Navazos y a dormir, que mañana será otro día en el que volveremos a acordarnos de la buena opción que supone esto de hacer una barbacoa.

¿Nos faltó amenizarla con esto?

http://es.youtube.com/watch?v=RYKUBPBX_80&feature=related

Es posible…

Haremos alguna más. Un saludo.
........................................................
The Show Must Go On (Queen)

domingo, 20 de julio de 2008

Una noche con el "jefe"

Eran más de las 22.00 horas del pasado Jueves 17 de julio cuando las luces que iluminaban el estadio Santiago Bernabeu (coliseo madridista y que tantas tardes de gloria nos ha dado) se apagaban y delante íbamos a tener casi tres horas de invitación a disfrutar delante de un músico y una banda que, y perdonen mi falta de subjetividad aunque creo que no me equivoco mucho, a día de hoy ofrecen uno de los mejores espectáculos en directo dentro de la pureza del rock.

Había llegado rápidamente procedente de la capital riojana pero ante la emoción de volver a ver a uno de mis grupos favoritos cualquier atisbo de cansancio se disipaba bajo la espléndida noche que nos ofrecía el cielo madrileño. Muchas estrellas iban a iluminarnos, pero esa noche una de New Jersey iba a dar más luz que las demás.

Posiblemente no estemos ante la mejor voz del planeta, ni ante el mejor guitarrista, ni ante el mayor escenario de luces o elementos digitales, pero cuando Bruce Springsteen & The E Street Band empiezan…la máquina está perfectamente engrasada. Tras la apoteosis en San Sebastián, estos supervivientes del ROCK (sí, con mayúsculas) recalaban en Madrid antes de finalizar su gira europea con dos últimos conciertos en el estadio barcelonés del Camp Nou (cosa que ningún otro artista ha conseguido hacer antes llenando dos veces seguidas el estadio de tales dimensiones en la capital catalana…igual ni hasta su propio equipo de fútbol lo conseguiríaJ).

Casi treinta canciones se incluyeron en un fantástico repertorio en el que Bruce Springsteen y su tremenda banda han ido desgranando temas de su último disco “Magic” junto a clásicos que ya forman parte de la banda sonora de mi vida.

Les dejo el set list que escuchamos los aproximadamente 60.000 enfervorecidos fans que allí estábamos:

Night
Radio Nowhere
Lonesome Day
The Promised Land
Spirit In The Night
Summertime Blues
Brilliant Disguise
The River
Cover Me
Trapped
No Surrender
Out In The Street
Because The Night
Cadillac Ranch
Livin' In The Future
Mary's Place
Tunnel of Love
The Rising
Last To Die
Long Walk Home
Badlands
Jungleland
Seven Nights To Rock
Born To Run
Bobby Jean
Dancing In The Dark
American Land
Twist And Shout


Si tuviera que elegir algo…me quedo con la interpretación de Badlands, Jungleland y Because The Night. Eché en falta temas como Glory Days, Thunder Road, She´s The One…pero es que todo es imposible. Harían falta muchas horas más de concierto.

Como pega, la gente se quejaba un poco de la acústica del estadio aunque por la zona donde yo me encontraba no me pareció que el sonido fuera tan malo. Bueno, y una incipiente gastroenteritis que empezaba a surcarme…y que ha tenido efectos devastadores en mi organismo a lo largo de esa misma noche al llegar a casa y días siguientes.

Les dejo aquí un enlace curioso que resume un poco nuestra admiración por el “jefe” y sus chicos:

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/07/18/rockandblog/1216353652.html

Esperemos que vuelvan pronto y podamos volve a verles.

Disfruten mientras tanto:


http://es.youtube.com/watch?v=-mvXSHJs6rQ&feature=related

Lights out tonight

trouble in the heartland

Got a head-on collision

smashin' in my guts, man

I'm caught in a cross fire

that I don't understand

But there's one thing I know for sure girl

I don't give a damn

For the same old played out scenes

I don't give a damn

For just the in betweens

Honey, I want the heart, I want the soul

I want control right now

talk about a dream

Try to make it real

you wake up in the night

With a fear so real

Spend your life waiting

for a moment that just don't come

Well, don't waste your time waiting

CHORUS

Badlands, you gotta live it everyday

Let the broken hearts stand

As the price you've gotta pay

We'll keep pushin' till it's understood

and these badlands start treating us good

Workin' in the field

still you get your back burned

Workin' 'neath the wheel

till you get your facts learned

Baby I got my facts

learned real good right now

You better get it straight darling

Poor man wanna be rich,

rich man wanna be king

And a king ain't satisfied

till he rules everything

I wanna go out tonight,

I wanna find out what I got

Well I believe in the love that you gave me

I believe in the love that you gave me

I believe in the faith that could save me

I believe in the hope

and I pray that some day

It may raise me above these

CHORUS

mmmmmmmm, mmmmm, mmmmmm

For the ones who had a notion,

a notion deep inside

That it ain't no sin

to be glad you're alive

I wanna find one face

that ain't looking through me

I wanna find one place,

I wanna spit in the face of these badlands

CHORUS
.....................................

Un saludo